25 noviembre 2005

Cosas que pasan

Esta semana está llena de hechos luctuosos.
El martes de madrugada murió Pili, una compañera catequista de S. Pablo, madre de una de las niñas del grupo misionero. Después de una larga y dolorosa enfermedad ha dejado de sufrir. Era una mujer llena de vida y de alegría, siempre tenía una sonrisa en la cara, incluso cuando más dolor sentía.
El miércoles murió el padre de mi amigo Rafa. También fué una larga enfermedad, casi 4 años.

27 octubre 2005

Nacimiento de Sofía


Hoy ha nacido mi sexta sobrina, Sofía.
Como no quería salir le han tenido que hacer una cesárea a su madre, y po fin la han sacado a las dos menos cuarto.
Es una niña preciosa. Ha pesado 3 quilos doscientos gramos, y se parece a su padre y a su hermana Ada. A todos se nos cae la baba con ella.

09 octubre 2005

Bautizo de Miguel


Hoy hemos bautizado a Miguel, mi sobrino más reciente. Ha sido una ceremonia sencilla y bonita, y después hemos ido a merendar al Soto Galo.
Todos estábamos muy guapos.

07 octubre 2005

In memoriam


Mi abuelo Domingo. Hoy hace un año que murió. Posted by Picasa
Es curioso lo rápido que se me ha pasado este tiempo, y ya hace un año que me despertó el teléfono para decirme que había muerto.
Me vestí inmediatamente y bajé a su casa, no se que esperaba encontrar. Ahí estaba, en la cama, como dormido, con una expresión de tranquilidad y descanso increible en su cara. Y mi abuela, mis tios y mi madre a su lado, despidiéndose de él. Ya había terminado otra laborcita.
Me sorprendió ver a mi tía Paula, la hermana de mi abuela, sentada en una silla, a los pies de la cama. Al día siguiente, en realidad el mismo día, pero ya de mañana, mi madre me dijo que la había llamado mi abuela, y supuse que la necesitaba cerca.
Pasé los dos días siguientes como en una nube, hasta la hora del entierro y el funeral. Vinieron sus sobrinos de Galicia, sólo para estar en esos momentos con él, o con nosotros, o no se.
Esta tarde, en el cabo de año, estaban las hemanas y las sobrinas de mi abuela, que curioso, parece que las mujeres estamos más por estas cosas.
Echo de menos a mi abuelo.
Recuerdo cuando éramos pequeños y llegábamos a su casa, que lo primero que hacíamos era ir a tocarle los bolsillos donde guardaba las monedas. O un día, ya de mayor , que llegué a verle y estaba con un libro y un papel. Yo le pregunté que que hacía y me dijo que se le estaba olvidando como se hacían las raíces cuadradas y se había puesto con el libro a recordarlo. O cuando me saqué el carnet de conducir, y en el verano, en la aldea me dejó llevar el coche hasta el Ixerio sólo para que practicara un poco. Era un hombre extraordinario.

05 octubre 2005

Pues no va a ser tan grave

Parece que no es para tanto.
Después de todo son peores las imaginaciones de una sobre lo que pudo pasar, que el ridículo real que has hecho, o por lo menos eso es lo que dicen los amigos que compartieron los malos momentos.
En todo caso creo que algún día aprenderé la lección y aplicaré el consejo de un buen amigo que me dijo que la próxima vez controle mi ingesta alcohólica.
O eso o me llevo un portatil y voy actualizando el blog a medida que se suceden los acontecimientos, para no perderme nada.

04 octubre 2005

paranoias

Cuando hablaba de publicar mis paranoias no imaginaba lo difícil que me iba a resultar.
No es fácil abrir el alma, sobre todo si lo puede leer alguien que te conoce, alguien que se supone que debería conocer lo que piensas sin necesidad de leerlo en la web.
Pero lo cierto es que no se me da bien comunicarme. Curiosamente me es más sencillo hablar con un extraño que con alguien cercano. Es como si el miedo a ser juzgada, o a no ser comprendida fuera menor. Quizá sea porque las críticas duelen menos cuando no te importa quien te las hace.
Soy buena escuchando, pero no expresando lo que siento, sobre todo a los que quiero. Además soy una llorona, en cuanto empiezo a hablar de algo que no sea mi trabajo o lo maravillosa que es mi hija o lo bonita que es mi vida, es decir, en cuanto empiezo a hablar de mi y no de mis circunstancias, las lágrimas asoman a mis ojos y me convierto en una fuente humana.
A partir de aqui quizá sea más fácil comprender mis desvaríos.
Mañana mas.

01 octubre 2005

Apertura del curso



Ayer fué la inaguración del curso.

Aprovechando que no podíamos trabajar Eloy organizó un paseo hasta la buitrera de Nalda. Fueron un par de horas intensas, sobre todo por un par se "subiditas" que por poco acaban conmigo.

El resto de excursionistas están en mejor forma que yo, así que no sufrieron tanto.

Esta imagen es del principio del recorrido. Falta Montse que es la que sacó la foto.


A mitad de camino un pequeño tentenpié para recuperar fuerzas y poder seguir adelante.

Terminado el paseo nos pusimos presentables y fuimos a acompañar al rector en la celebración de la inaguración.

Tras el agapito algunos continuamos la celebración, como manda la tradición, con un cafecito y unos pacharanes. No estuvo mal la tarde, por lo menos desde mi punto de vista, aunque habría que saber lo que opinan los amigos que me aguantaron las neuras, vosotros ya sabeis quienes sois, GRACIAS.

29 septiembre 2005

La primera

Me he dado cuenta de que hay cosas que no me hace mucha gracia mezclar, como mi familia y mis juergas por ejemplo. Por eso me he decidido a crear este blog.

Aquí irán apareciendo las fotos de las cenas con los compis del departamento, las juergas con los amigos, y todas las neuras que de vez en cuando se me pasan por la cabeza y no me importa contar a desconocidos, pero no soporto decirle a mi entorno más próximo, más que nada porque me pongo a llorar, y no es plan.

Ya veremos en que termina esto, porque claro, a los colegas que salen en las fotos si les diré donde están, con lo que lo de las neuras puede que sea solo una amenaza...

De momento una recomendación de lectura para chicas agobiadas y quienes viven con ellas Un milagro en equilibrio de Lucia Etxevarría.

Seguiremos informando