23 septiembre 2009

San Mateo

Cada año en septiembre (desde hace dos o tres) la fuente del Labrador cambia el agua por vino.

Una tradición "familiar" del dia de 21, San Mateo, consiste en ir a ver el "pisao de la uva" en el Espolón y después tomar el vermut y unos calamares con mis padres y sus amigos. El año pasado éramos tantos entre hijos y nietos que se fueron los abuelos con los peques por un lado y los jóvenes por otro, así que este año decidieron preparar un vermut zapatero en "La codorniz".

La nota de color la ponen los mas pequeños con sus trajes regionales. El año pasado tambiés se vistieron Javier y Miguel, pero este año su madre andaba un poco pachucha y no estaba por la labor.

Hubo un tiempo en el que Diana también se ponía el traje de camerana, o el de la ribera según el calor que hiciera, pero ya no le da por ahí.
Después dela sesión de fotos nos fuimos a almorzar. Nos juntamos 22 y eso que faltaban Nacho y Carmen que trabajaban, Carmelilla, Pedro y Marina con Pedrito que estaban intentando dormir, y Manuel y Juan Carlos, que se fueron a casa malos uno del ayuntamiento y el otro del Espolón.

Pasamos un rato muy agradable, y de allí cada mochuelo a su olivo a echar la siestita.
Por la noche fuimos a los fuegos al parque del Ebro y después a la plaza del ayuntamiento a ver a los Hombres G. Abarrotada estaba la plaza. Tocaron unas cuantas canciones nuevas y algunas antiguas, y dejaron para el final Venecia, Marta tiene un marcapasos y Sufre mamón, para acabar a las dos por todo lo alto. La gente aguantó hasta el final, no me lo podía creer. Después del concierto nos tomamos una cervecita y yo me vine a casa, que ayer tocó trabajar.
Pasé la mañana corrigiendo los exámenes y fueron bastante penosos. Aprobaron 3, de 42 que se podían presentar no llegaron a 20 los que tenía, y había 3 o 4 que presentaron ¡una sola hoja! Que yo no digo que en un exámen de Didáctica de las Matemáticas haya que escribir el Quijote, pero que si uno pretende aprobar por lo menos tiene que intentar contestar todas las preguntas. Con harto dolor de mi corazón he puesto un 0,2
y por no poner un cero. El caso es que saqué las notas y tengo mañana la revisión. Supongo que vendrán un par de ellos/as o tres, porque el resto creo que tiene que tener claro que no se puede aprobar con lo que hizo.

Por la tarde ¡¡¡conocí a Galatea!!! Quedamos a tomar un cafecito y estuvimos charlando como tres horas. Fué genial. Gracias por todo amiga, por la agradable conversación y por los regalitos. A Diana le encantaron la corbata y los tirantes y me dijo que el próximo dia que quedemos si puede se acercará a conocerte y agradecértelos en persona.

La verdad es que eso de conocer a gente a través de internet siempre me había producido como dos "emociones" opuestas. Por un lado cierto reparo por no saber si lo que te cuenta el otro en la red es cierto o no (como no soy nativa de esta tecnología desconfío por naturaleza), y por otro lado curiosidad y envidia, sobre todo de las blogueras de las labores y sus quedadas y de lo amigas que se hacen y de que cuando van al pueblo de la otra van a visitarla... Ahora empiezo a entender por qué están tan contentas.

Gracias de nuevo.


Editado 2 de octubre Tiene razón mi hermana Helena al echarme la bronca, ella también faltaba el día de San Mateo en el vermú porque estaba trabajando. Que le voy a hacer si tengo la cabeza medio loca.

21 septiembre 2009

Otra vez de vuelta

La semana pasada celebramos con Silvia su inminente boda, de hecho ya se ha casado. Nos invitó a merendar y pasamos un rato agradable charlando y advirtiéndole de donde se metía, je, je.

El jueves otra vez maletas y otra vez de viaje. Esta vez rumbo a Málaga, a Torremolinos mas exactamente, a una reunión de coordinación del grupo de investigación. Como llegamos el jueves a las 5 y las reuniones no comenzaban hasta el viernes por la mañana pudimos aprovechar la tarde para pasear por la playa.

A las 9 nos reunimos con los compañeros que habían llegado para cenar y tomamos un cafecito antes de irnos a descansar.
Las reuniones fueron las mañanas del viernes y el sábado. Nos contamos unos a otros lo que estamos investigando y estuvo bien. De vez en cuando se agradece una de estas reuniones en las que de forma distendida se puede comentar el trabajo de unos y otros y sugen ideas que trabajando cada uno por su lado a lo mejor tardarían mucho en aparecer.
Por la tarde paseamos por el pueblo. Parece que está construido sobre una roca o un acantilado, y a los pies la playa. Las carreteras son cuestas, pero para subir andando también hay escaleras que te acercan al centro.

Al volver al hotel nos cruzamos con unos "locos de la vida" que participaban en una carrera y subían corriendo.

El viernes cenamos en "La Carihuela", donde todos los restauranes se llaman Juan (o eso parece) y el sábado fuimos en dirección contraria, cenamos en un chiringuito y después para despedirnos tomamos unos mojitos y unas caipirinhas en la playa.
Lo peor ha sido el madrugón de esta mañana, porque nuestro avión salía a las 8:45 para Bilbao, así tenía yo la cara.

El resto del día me lo he pasado vegetando, entre el trancazo que todavía me dura y el sueño no he tenido ganas ni de ir a los fuegos. Tengo que reservar energías para ir mañana al pisado de la uva y la ofrenda del primer mosto a la virgen de Valvanera, y después al tradicional vermut con la familia.

15 septiembre 2009

Curso nuevo y aroma de fiesta

Hoy se ha notado en mi casa que ha comenzado el nuevo curso. Diana ha venido muy comunicativa, está encantada con el latín (la profesora le ha dicho que se nota que se le dan bien los idiomas)y está en clase de matemáticas con Manolo (y parece que le parece bien). Ya le he dicho que mas me vale que se ponga las pilas con las mates porque si no vamos a sufrir todos je,je.
Ya se ha puesto en contacto con la alemana del intercambio y de momento se entienden bastante bien. Ahora que no se despiste con las fechas de las reuniones y esas cosas.
Acabo de oir algo que me sorprende y me agrada (es un secreto por si acaso).

En otro orden de cosas Logroño ya huele a fiesta.
En frente del ayuntamiento ya están puestas las gradas y el escenario para los conciertos. Este año me voy a perder el chupinazo (este sábado) porque tenemos reunión del grupo de investigación en Málaga. Por fin nosotros vamos sólos, sin familia. De Zaragoza si que la van acompañados, pero claro ellos no tienen San Mateo. No se muy bien que es lo que vamos a hacer o a contar, de lo que se trata es de compartir lo que estamos investigando.
Volvemos el domingo, así que podremos disfrutar de las fiestas, aunque lo que mas me tocará esa semana es corregir y terminar de escribir (¡que ya me vale!) Tengo que depositar este mes y lo tengo un poco verde.

Me encanta oir a Diana comentar las ganas que tiene mañana de ir a clase. Se ve que ha encontrado el interés en el instituto. Confío en que le dure.

14 septiembre 2009

De vuelta a casa

El Simposio se desarrolló estupendamente. El viernes nos llevaron a comer a los bajos del Rin en la playa del Sardinero, y por la noche al ayuntamiento donde nos recibió la concejala de Medio Ambiente.

Después fuimos al Rio de la Pila a comer unos pinchos y terminamos en el BNS una terracita sobre la playa. EL sábado después de las sesiones de la mañana fué la clausura, la foto de familia y la comida en Pedreña.

Por la tarde, para despedirnos de Santander, nos llevaron a dar un precioso paseo por la bahia. En Santander este fin de semana se celebraba el Festival del Mar este fin de semana, y en el puerto había atracados media docena al menos de barcos veleros. Uno de ellos era un barco escuela ruso que se podía visitar, y allí nos fuimos.

Como teníamos que comprar lotería subimos hasta el Escudero (ligamos con el autobusero) y aproveché para dejar la cámara en casa, así que no hay reportaje gráfico de la noche. De todos modos con las risas que echamos no creo que hubiera podido enfocar. Comenzamos una noche de chicas, Ana de Badahó (sin zeta), Amparo-Eva (de valencia) y yo. Cenamos unos platos combinados estupendos y bajamos hacia el sardinero, donde vimos a Mauricio cenando unas gambas y le hicimos el pez. A partir de allí las risas fueron constantes, acabamos roncas y casi con agujetas en el BNS otra vez. Ahí fué donde nos dimos cuenta del nivel de vida de Santander (nos cobraron 22,50 por dos mojitos y un cubata).
El viaje de vuelta fué muy interesante, de charla con Amparo sobre institutos, educación, los chavales (los nanos) y como se comunican entre ellos y con nosotros...
Llegamos a Logroño a las 2 y ella cotinuó el viaje después de un cafecito mientras nosotros subimos a comer a murillo.
Esta mañana de vuelta al trabajo. A hacer cuentas y a ver si termino de escribir, que ya es hora.

11 septiembre 2009

SEIEM, dia 2

El miércoles llegamos a Santander sobre las 8 de la tarde, nos instalamos y salimos a cenar con una compañera de promoción de Petra. Pasamos un rato bastante agradable.
Esta ciudad es muy bonita, pero tiene un pequeño problema, las cuestas. Está construída sobre una colina y para ir de un sitio a otro seguro que hay que subir y bajar, o pasar por un tunel lleno de coches.

Ayer comenzó el Simposio, por la mañana tuvimos un seminario sobre análisis de los libros de texto. Muy interesante. Nos presentaron desde distintos puntos de vista un análisis de los textos. Alexander Maz hizo un estudio desde el punto de vista histórico, Bernardo Gómez desde un punto de vista científico y Tomás Ortega y Consuelo Monterrubio un modelo de evaluación de los textos.
Por la tarde los grupos de trabajo y la asamblea.
Después teníamos "la cena" en el Balneario de la Madalena, un bonito sitio a la orilla del mar. La comida estuvo bien, el marco incomparable y la compañía agradabilísima. Se echó de menos a algunos amigos que no han venido este año y a otros que si han venido al Simposio pero no fueron a la cena.
De vuelta a casa paramos en una terracita sobre la playa a tomar una copa y charlamos un rato. Cuando me metía a la cama ya eran las 3, así que a dormir rápido para que aprovechara mucho.
Esta mañana Olga Gil nos ha contado el funcionamiento del CEMAT (Comité Español de Matemáticas) y a continuación el Seminario Aportaciones de la investigación en Educación Matemática a la Formación de Profesores.

10 septiembre 2009

Too many things, too little time

Desde el último día que actualicé han pasado un montón de cosas. Tantas que no sé ni por donde empezar.
El domingo en Murillo con las cuñaditas. jeje.
La vuelta al trabajo fué relajada. La primera semana se pasó poco a poco, escribiendo un poco del tercer capítulo de la tesis (a este paso va costar mas que el parto la burra) y revisando alguna cosilla del primero y el segundo. Chema estaba en un congreso en Chile y he intentado avanzar todo lo posible para sorprenderle a su regreso. El jueves leyó la suya Luz, una compañera del departamento que ahora está en secundaria, y todos me recordaron que la próxima era la mía. Si, si, ya sé que dije que depositaba en septiembre, pero claro, esta semana hemos estado revisando el tercer capítulo y ya ha salido la pata de banco. A ver si soy capaz de hacer todo lo que se nos ha planteado en estos 20 días que quedan de mes, pero ¡lo veo mas negrooooo!
El martes y el miércoles tuvo Diana los exámenes. Del de plástica salió descontenta porque se había estudiado los temas de la segunda y la tercera evaluación y les puso el examen de la primera (como me había dicho a mi y yo le había dicho a ella) de dibujo lineal, y ella hizo lo que se acordaba. Los otros tres le salieron bien, o eso le pareció. La semana estuvo relajada y el viernes le dieron las notas. Ha aprobado todas menos Física y Química, y eso que la había preparado y le salió bien el exámen, y me sorprendió cuando me dijo que iba a buscar al profesor para que le explicara lo que había hecho mal y por qué le había suspendido.

El fin de semana nos fuimos Lo y yo con Ana, Javi, Fabi, Elena, Jesús Mari, Judit y Tobes a Soto de Cameros, a celebrar el cumple de Ana aprovechando que eran fiestas. Fin de semana festivo y gastronómico a tope.

Aprendimos a hacer una paella negra y lo que es la enramada.

También preparamos una queimadita para calentar la noche. Diana se quedó con mis papis, que no es que no me fíe de ella, pero me quedo mas tranquila si se que está atendida (por si las moscas)
Y hoy, después de trabajar por la mañana, nos hemos venido a Santander, donde mañana comienza el Simposio de la SEIEM. Hemos estado cenando unos pinchos y a casita que mañana hay que madrugar.
Por fin parece que le voy a sacar partido al Jazztel itinerancia.