28 octubre 2009

La última entrada fué tan breve y tan específica que me olvidé de felicitar a mi hermanita pequeña.

FELICIDADES HELENA

La semana pasada también fué el cumpleaños de mi madre y de Diana el 21 y de Lorenzo el 23, así que entre las celebraciones y la recogida de la casa para alojar a la compañera de intercambio de Diana estuvimos bastante ocupados.

Como Diana ya es mayor y no le hace mucha gracia tener a los pequeños revoloteando por su habitación, este año celebramos su cumple con el de su padre el viernes. Como es habitual preparamos merienda para toda la familia, y como es habitual faltaron los currantes; Juan Carlos, Carmen y Helena.

El sábado invitó Diana a algunos amigos a cenar, les preparamos una ensalada, patatas a la Marraco y pollo al curry. Estuvieron un rato jugando al Guitar Hero y después de cenar se fueron a dar una vuelta. Eso es lo que me contaron, porque yo me fuí, después de preparar la cena, a Villamediana a cenar con Belén y Sota.

El domingo terminamos de recoger la casa y preparar la habitación del ordenador para acoger a Anne Katrine, la chica alemana que llegaba por la tarde. Fuimos a buscarla al Sagasta y, después de dejar las maletas en casa, a casa de Manu y Araceli, a celebrar el cumpleaños de Sofía.

Estos tres dias han sido muy movidos porque las chicas no han llegado a congeniar, y esta tarde la ha llevado el profesor de inglés a su nuevo alojamiento. La verdad es que es una pena porque las dos se han llevado un mal rato, (cada una por su lado) pero quizá con otro compañero congenie mejor y puedan llegar a comunicarse en las actividades de todo el grupo. Mañana tienen "Conoce la Ciudad" y mañana hacen el Camino de Santiago (un tramo, de aquí a Navarrete o Ventosa).

Hoy han ido a Vitoria y Diana ha venido encantada con la ciudad. La última vez que la llevamos era pequeña y no se acordaba de nada. Tenemos que volver a hacer excursiones a las ciudades cercanas. Este finde quería Lorenzo ir a Haro y a Nájera con Anne pero ya no creo que vayamos, porque así aprovecho yo para currar un poco, que con tanto trajín no he avanzado nada.

17 octubre 2009

Para Galatea

Y para todo el que quiera pensar un poquito y no le asusten los problemas.

Hace años no era raro que parte del sueldo de un trabajador se pagara con algún objeto. Así, en el siglo XVI un hacendado le prometió a su criado que al cabo de un año le daría 30 monedas de oro y un valiosa joya. Cuando habían pasado 7 meses el hacendado debía partir para un largo viaje y decidió saldar las cuentas con su criado y le entregó la valiosa joya y 10 monedas de oro. ¿En cuántas monedas estaba valorada la joya? Justificar la respuesta.


Una cuadrilla de segadores tiene que segar dos prados, uno del doble de superficie que el otro. Durante la mañana del primer día toda la cuadrilla se dedica a segar en el campo grande, y por la tarde una mitad de la cuadrilla siega en el campo grande y la otra mitad se dedica a segar el campo pequeño. Al terminar el día queda todo segado excepto un trozo del campo pequeño, que lo termina de segar uno de los segadores durante todo el segundo día. ¿Cuántos segadores componen la cuadrilla?

Espero vuestras respuestas.

16 octubre 2009

Esta va a ser larga

Y eso que me había hecho el sano propósito de no tocar el ordenador esta tarde (por lo menos). Llevo unos dias de saturación de horas frente a la pantalla que me hasta me duelen los ojos.
Desde la última entrada han pasado muchas cosita.
El final de las fiestas, que fué tan tranquilo como todas la semana.
El bautizo de Ángela
Nos juntamos una cuadrilla en Villamediana, en el merendero de mi tía, y pasamos una tarde-noche bastante agradable. Al final nos quedamos los de siempre hasta la una o así, y porque los niños se tenían que ir a la cama ;-)
El cumpleaños de Raquel (el día 28) del que no tengo fotos porque me dejé la cámara en casa. Nos invitó a chocolate y preparó una meriendita sana, con varias clases de fruta y por supuesto bizcocho casero. Original y buena idea, sobre todo porque andamos todos un poco preocupados por la línea y la salud.
La inaguración del curso académico. Este año con el tema de la crisis las instituciones han suspendido los ágapes en los actos oficiales, y la Universidad no ha sido menos, así que después del acto protocolario nos fuimos al Frankfurt a tomar una caña y un pincho de tortilla por nuestra cuenta.
Ha comenzado el curso, con cambio de asignatura y lo que eso supone. Este año tengo a las de Infantil, y digo las porque el único chico que hay matriculado todavía no ha aparecido por clase. De momento estoy viendo con ellas las teorías de la educación y el currículo de infantil, y a partir de la semana que viene entraremos en harina (es un decir, esto de ahora también es importante).
El día 2 actuó en el Bahia "Efecto Fohem", el grupo en el que canta mi cuñada Marisa. Yo estaba un poco chunga y no fuí, pero envié al reportero gráfico que inmortolizó el momento y me dijo que estuvo muy bien.
El sábado jugó Javier su primer partido de fútbol. Perdieron por un carro pero jugaron bien y se lo pasaron mejor.
Y el domingo tuvimos vendimia en Murillo. Bueno, en realidad vendimiaron los niños. Subieron sobre la una y recolectaron unas cuantas barcas de uvas, y después de comer las estuvieron pisando y haciendo mosto (me dejé la cámara en casa, pero el mosto está bueno)
Por lo demás he estado escribiendo y leyendo, intentando terminar la tesis para depositarla este mes. Ya veremos.