29 septiembre 2010

Dos partes o tres

Me siento en deuda con mis lectores habituales (jeje, alguno habrá). Estos años anteriores iba informando de la evolución de los sanmateos, pero este año con las actualizaciones del caralibro y el 20-y+i no he estado por aquí.
Pues os informo:
- no he ido a ninguna degustación,
- no me he comprado nada en los hippys,
- no he ido a las barracas,
- no he dormido más de 5 horas ningún día.
Salimos el día del chupinazo y para las 9 estábamos en casita
En La Competencia con Diana y el Tobes.
El resto de los días hemos salido para ir a los conciertos del Parrilla Rock, a Barón Rojo y a los fuegos, aunque no llegamos a verlos.
El día del patrón tomamos el vermut con los papis y comimos en familia en Pio XII, y el resto como siempre, juerga hasta la madrugada (unos más que otros) y dormir hasta más allá del mediodía. Aún así trabajamos el miércoles y el jueves en la Uni, y he seguido preparando cosillas en casa por las mañanas, porque como una no aguanta en la cama más allá de las 12...
Me sorprendió el miércoles el concierto de Mario San Miguel y el Ejército del Amor por la energía y la alegría que transmiten.
El viernes cenamos en el restaurante Mater Asturias de maravilla y después fuimos a tomar unas copitas por ahí, comenzando por La Luna, donde descubrí esto
Fue una pena no encontrar a Bea, una amiga del cole que ahora vive en Valencia y este fin de semana vino a Logroño, debía estar arriba cuando nosotros estábamos abajo y no nos vimos. Otra vez será.
El final de las fiestas coincidió con la final del concurso de maquetas de la Uni que se celebró en la plaza del Parlamento dentro del Parrilla, y en la que cantaba alguno de mis antiguos alumnos que por cierto lo hicieron muy bien.
En resumen, San Mateo aprovechadito. Ya falta menos para el año que viene.

No hay comentarios: