19 mayo 2014

Bitácora pacense II

Esta semana ha pasado tranquila. Por las mañanas trabajando en la universidad y por las tardes unas trabajando y otras con otros asuntos.

El lunes tuvimos charla en la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Badajoz. La conferencia se tituló "Mira los charcos, no te los saltes" y estuvo a cargo de Emilio Costillo y Miguel Ángel Bas, que nos contaron su experiencia con los alumnos de magisterio y los microscopios y nos mostraron la variada fauna y flora que hay en diferentes muestras de agua. Vimos bichitos de todo tipo, desde protozoos hasta renacuajos, tritones o triops.
Miguel Ángel en plena exposición
La charla terminó como toda buena charla, con unas cañitas, un poco de jamón y un rato de conversación.

El martes lo comenzamos con una visita al museo Arqueológico Provincial, donde estuvimos sacando fotos a distintas piezas para un interesante proyecto que vamos a elaborar. Ya os iré contando cuando esté la cosa más avanzada. Después de una mañana de intenso trabajo tocaba sesión de hipopresivos, y constaté que este fisio no tiene nada que ver con Alex. Tiene poca sangre en las venas, creo yo, y si no fuera por que me he comprometido a ir no se sí volvería. Al menos me sirve de motivación para trabajar en casa un par de días.

El miércoles por la tarde hubo otra charla en la económica. Esta vez se trataba de "Rostros extremeños de la Ciencia desde la creación del Instituto de Badajoz". Estuvo interesante, sobre todo para la gente que asistió, en su mayoría profesores del instituto! qué conocían a algunos de los protagonistas. Después me fui prontito a casa.

El jueves vine tarde a comer y por la tarde me dedique a curar en casa, hacer un poco de GAH y a pasear. Salí con la sana intención de hacer fotos y después de la primera 
me quedé sin batería en el cámara, así que me tuve que conformar con caminar con un kilo extra :-)

El viernes por la noche quedé con Ana, Ángel y unos amigos suyos para tomar una cerveza y cenar. Se rieron un poco de que llevaba una chaqueta en el bolso, dicen que es típico de la gente del norte, pero cuando empezó a refrescar la que se rió fui yo ;-P

La mañana del sábado la dediqué a pasear por la Alcazaba y la orilla del río, para ver donde colocaban los escenarios de los conciertos nocturnos, así de paso hice las fotos que quería haber hecho el jueves. De vuelta a casa me encontré con la inauguración de la feria del libro, y por supuesto cayó alguno.

La ciudad se iba llenando de gente para la fiesta de los palomos, una iniciativa de la asociación Triángulo que surgió a partir de unas declaraciones del alcalde de Badajoz hace unos años diciendo que aquí no había palomos cojos, y Wyoming respondió a eso convocando a gays de todas partes a venir, incluso fletando autobuses. Ahora el ayuntamiento lo acoge y lo patrocina, porque se llena Badajoz de gente, dice el periódico que unas 16000 personas estuvieron en las actuaciones musicales. Muchos hacen botellón, pero también hay mucha gente que viene a pasar todo el fin de semana y el comercio y sobre todo la hostelería de la ciudad lo agradecen.
Yo escuché a Mario Vaquerizo y las Nancys Rubias desde mi cocina, y me dormí oyendo a Edurne empezar su concierto. Lo siguiente que recuerdo fueron los caballos y las calesas engalanadas que pasaban bajo mi ventana de camino a la romería de San Isidro en Tres Arroyos.
Seguiremos informando.

No hay comentarios: