01 octubre 2008

Sigue siendo 30

Porque para mi el día no se acaba a las 12 sino cuando me meto en la cama.
Ayer fué un día un poco raro, la inauguración del curso académico, pero con eso de que vino el rey nos jodieron el ágape del rector. Además faltaba Juan Carlos, y Fabi que estaba trabajando, y tampoco vi a Jesús Mari. Total que lo pasé como si fuera un día cualquiera, pero claro no me los podía quitar de la cabeza. En días así es cuando más se echa de menos a los que faltan.
Mañana vamos a Valladolid Ana, Tobes y yo, a ver a Miri, o a su madre, a apoyarla un poco en lo que podamos, y tal vez a despedirnos, porque no se si hay mucho mas que hacer. Suena muy duro, y verlo escrito parece cruel, pero es lo que siento en este momento.

No hay comentarios: