05 marzo 2011

ColoquioRSME2011

Pensaba participar en el Carnaval de Matemáticas con esta entrada, pero no quiero que pierda su momento.
Ayer 4 de marzo se celebró en Logroño el segundo de los Coloquios que la Real Sociedad Matemática Española ha previsto para este año del Centenario. Ya comenté en mi anterior entrada que se estaba celebrando el Congreso del Centenario, y aunque mi intención era haber comentado alguna cosa más que la inauguración, hasta ahora me ha sido imposible. (Mis días sólo tienen 24 horas, es una lástima) De todos modos no descarto una crónica relajada en un futuro no muy lejano. Mientras tanto podéis conformaros con las noticias de Alfonso en su blog.

A lo que iba, dentro del Seminario de Actualización Permanente en Matemáticas, que se viene realizando en la Universidad de La Rioja desde tiempos inmemoriales (primero fué en el Colegio Universitario de Logroño, después en el Colegio Universitario de La Rioja y por fin, cuando tuvimos universidad, en la U.R.), contamos ayer con la presencia de Carlos Vinuesa del Rio, de la Universidad Autónoma de Madrid.

El muchacho (espero que no se moleste por llamarle muchacho) me pareció muy interesante. No sólo le gustan las matemáticas y se dedica a ellas para ganarse la vida (lo que desde mi punto de vista ya es bastante interesante) sino que además es mago, pero mago de verdad.


Bueno pues, sin desvelar los trucos de magia (para que no se enfaden los demás magos), nos estuvo contando algunos de los fundamentos matemáticos que hay "detras de los trucos", es decir, ¿por qué salen los trucos de cartas? (obviamente no nos contó todos), y resulta muy curioso comprobar que las distintas bases de los sistemas de numeración, la paridad y otros conceptos matemáticos "andan por ahí" en muchos de los juegos.

Además Carlos es un gran comunicador, que consiguió que tanto los matemáticos presentes como los niños que allí había pasáramos un buen rato, y a más de uno nos dejó con la boca abierta.



Después del Coloquio tuvimos ocasión de charlar un rato distendidamente y continuó sorprendiéndonos. Siempre es un placer conocer a gente tan agradable.

No hay comentarios: