26 diciembre 2008

El día siguiente de Navidad

Ayer fué Navidad. Amaneció soleado y mi ánimo también. Me decidí a volver a San Pablo, no había vuelto desde que acabó el curso, y se alegraron de verme. Resultó más emotivo de lo que pensaba, y lloré un poquito. José Manuel se ofreció a darme una paliza si tenía ganas de llorar y los demás me animaron, como siempre me sentí como en casa.
Después subí a casa de mi madre a ver si había que preparar algo y ya estaba la mesa puesta. Enseguida empezaron a llegar los invitados. Primero Pachi y Mariví, después Carmen y la abuela Sagrario, luego la abuela Magdalena, Manuel y Ana; Paco y Maria Luisa, y por fin Lorenzo y Diana, que llegaron cuando ya estábamos con el vermú. En total, con Helena, papá, mamá y yo 15 a comer.
Como todos los años la comida fué abundante, rica y muy animada, y después de comer los adolescentes se encerraron el la salita con el ordenador y la nintendo y los demás montamos la timba de los seises en el salón. Hacía mucho que no jagábamos a las cartas con las abuelas, y aunque Sagrario no se animó y se echó la siesta en vez de jugar, los demás pasamos un buen rato.
Después de la partida pasamos a casa de los Sedano a ver a los cuñados y sobrinos que no habíamos felicitado, nos tomamos una cerveza con Marisa y Ángel y les convencimos para venir a casa a jugar a la Play. La gozaron como enanos (sobre todo Ángel) con el Guitar Hero.((;-) con un poco de práctica a lo mejor llegas a ganar a Diana je,je ))

La Nochebuena en casa de los Sedano también estuvo bien. Cenamos como siempre un poquito tarde, pero muy a gusto. Estábamos solamente 6, Manolo y Alicia, Marisa y nosotros, y creo que eso contribuyó a que fuera casi normal. Mi suegro estuvo bastante animado, contando batallitas que hacía mucho que no oíamos, y en general creo que lo pasamos lo mejor que pudimos, cada uno a su manera.
Después de cenar echamos un conti y nos vinimos a casa sobre las 3 de la mañana.

Hoy es dia de escuela, queda poco tiempo para hacer los propósitos de año nuevo, quedan pocos días para revisar los propósitos del año pasado. Hay que comprar las bragas rojas de nochevieja, el tinte, las uvas...

No hay comentarios: