18 septiembre 2008

Casi un día cualquiera

Pues eso, el día ha pasado casi como cualquier otro. Esta mañana Ana, Juanjo y alguno más han ido a ver a Miri a Valladolid y le han llevado una postalita para felicitarle como todos los años. Algún día la leerá y nos reiremos con ella. De momento hoy no la han operado (por lo que yo sé) porque han tenido algún problema con los quirófanos, y no sabemos cuando lo harán.
Ha amanecido gris y caluroso, y hemos tenido de todo menos sol, menos mal que hemos comido con mi sobrino Guillermo y me ha alegrado un poquito el día.
Después hemos ido a pedir cita para tatuarme una figa en el cuello y he quedado mañana a las 5. A ver como me queda. Me ha dicho la tatuadora que me va a doler, ya veremos.
Esta noche prepararé una ensaladita buena para Diana y para mi, porque Lorenzo se ha ido de cena con los compis del curro. Espero que se lo pase bien, que ya le va tocando.

No hay comentarios: