02 enero 2009

Año nuevo...

He encontrado en no puedo creer que lo hayan inventado unos tampones sumamente útiles en un día como hoy, en el que tras la resaca de año nuevo toca por fin hacer balance.

Como no quiero ser pesada contando siempre las mismas cosas me limitaré a decir que este año he crecido. Me acepto más como soy y quizá por eso me gusto más. Soy un poco más tolerante que el año pasado y un poco menos impaciente. Sigo siendo igual de llorona y no me importa. Con cada despedida me duele alma y cada reencuentro me hace revivir.

Algunos de mis objetivos para el 2008 no se han cumplido, pero soy capaz de asumirlo, seguir adelante e intentarlo de nuevo en 2009.

Este año he conocido a algunas personas extraordinarias y he contado con mis amigos de siempre cuando los he necesitado. He viajado al extranjero dos veces y he pasado más tiempo que nunca en casa. He sentido que estaba en casa a miles de kilómetros de aquí y he viajado al fin del mundo desde esta pantalla.

En fin, todo es mejorable, en el caso de este año mucho, pero estoy decidida a no dejar que las circunstancias puedan conmigo, y a creer a Serrat cuando dice que "Hoy puede ser un gran día" cada día.

1 comentario:

izkierdi dijo...

Como bien dices,que cada día puede ser un gran día o por lo menos eso debemos esperar. La mayoría de los días el día se tuerce pero mientras el ánimo, las ganas y la risa no falten siempre será un gran día.
Un saludo y gracias por otra noche especial.