07 enero 2009

Dia de Reyes

A veces una imagen vale más que mil palabras, y no hay mejor manera de describir la mañana de hoy que con una gran sonrisa, mejor dicho, muchas grandes sonrisas.


Después de desyunar y abrir los regalos en casa de los Sedano hemos llevado a Alicia y a Iñigo al hospital, y he descubierto que debajo de una coraza negra se esconde una personita tierna, que sufre porque no es capaz de comunicar su pena, ni ha llorado hasta hoy, y cuando se han abierto las compuertas ha salido un torrente de emociones ocultas que le tenían que quemar por dentro.
Me apena que no pueda comunicarse conmigo, no ser capaz de llegar a comprender lo que pasa por su cabeza, no poder ayudarle en los momentos duros, pero lo entiendo, todos hemos tenido 15 años y hemos pensado que nuestros padres eran seres irracionales incapaces de comprendernos, y hemos preferido confiarles nuestros amores y desamores, alegrías y tristezas a nuestros amigos, otros incomprendidos.
A pesar de todo estoy orgullosa de ella, porque aunque dice que no soporta a los niños ha estado jugando con ellos gran parte del día, primero con unos primos y después con otros, y ha retrasado su hora de salir para poder compartir un rato con mis amigos y sus hijos.
Supongo que hoy habrá sido un día duro para todos, lo hemos pasado bien, nos hemos reído, pero no se me ha ido de la cabeza el recuerdo de Alicia y como disfrutaba la mañana de Reyes. Supongo que eso también le habrá afectado a Diana, su tía siempre tenía un detallito especial para ella, y este año... además de faltarle ella la llevamos al hospital. Ha sido una metedura gorda de pata por mi parte no darme cuenta de que no había vuelto allí desde agosto.
No creo que las lágrimas laven los errores, ni que pedir disculpas sirva para mucho en estos casos, pero lo siento. Lo siento mucho.

Cambiando de tema, los Reyes Magos me han traído en mi casa ¡¡¡un marco de fotos digital!!! igual es que están cansados de que compre marquitos y los clave por las paredes. ;-)))

No hay comentarios: